COMIDA RAPIDA

COMIDA RÁPIDA Y DIABETES

Por: Mariana Gómez Hoyos, educadora en diabetes, vive con diabetes tipo 1




Ya sea una junta de negocios, o una reunión con amigos fuera de casa, comer en restaurantes es parte de nuestras vidas. Comemos fuera de casa porque resulta sencillo, rápido y divertido, pero, ¿es saludable?

No todas las personas con diabetes tienen el mismo plan de alimentación o las mismas metas nutricionales. Para algunas personas, reducir el número de calorías es lo más importante. Otras personas necesitarán limitar su consumo de sal y grasas y deberán consumir alimentos altos en fibra. Si planeas una ocasión especial, pregunta la posibilidad de agregar algunos alimentos especiales.

Si comes fuera de casa con mucha frecuencia, encuentra la forma de seguir lo más cerca posible tu plan de alimentación. Elige un restaurante que tenga una variedad de alimentos para que tengas más opciones de encontrar los alimentos que necesitas y quieres.

Cuando comas fuera, ordena únicamente lo que quieres y necesitas. Aprende a hacer cambios en tu plan de alimentación en caso de que un restaurante no tenga justo lo que ordenes.

Aquí hay una pequeña guía sobre cómo armar tu orden:

·         Si no sabes lo que contiene un platillo o si no sabes el tamaño de la porción pregunta al mesero o al gerente

·         Trata de comer la misma porción que lo que comerías en casa. Aún si la porción que te sirven es mayor, puedes compartirla con alguien más o pedir el resto para llevar.

·         Come despacio

·         Pide pescado o carne asada sin mantequilla

·         Si tu médico te ha pedido vigilar el consumo de sal, pide que no se agregue sal a tus alimentos

·         Pide que los aderezos se sirvan a un lado de tus alimentos. De esta forma utilizarás menos y decidirás la cantidad correcta

·         Pide alimentos que NO sean fritos o capeados ya que éstos tienen grasa extra. Si los alimentos vienen empanizados, quita la cubierta antes de comértelos.

·         Lee el menú e intenta ser creativo. Ordena una taza de fruta como entrada o una porción de melón como postre

·         Pide sustitutos. En vez de papas a la francesa pide una orden doble de verduras. Si no puedes hacer este cambio, sólo pide que las papas o los alimentos altos en grasas no sean incluidos en tu plato

·         Pide aderezos bajos en calorías aún si no los ves en el menú. El aceite de oliva, el vinagre y el limón son mejores opciones que los aderezos altos en calorías y grasas.

·         Limita tu consumo de alcohol ya que éste agrega muchas calorías pero ningún nutrimento a tu alimentación

Si utilizas pastillas o insulina debes tener precaución también en respetar tus horarios. Si planeas de antemano evitarás problemas

·         Si sales a comer con amigos o familiares, pídeles reunirse a la hora que normalmente comes o cenas

·         Haz tus planes para que no tengas que esperar una mesa justo cuando necesites comer

·         Puedes hacer reservaciones. puntual. Evita horas en las que los restaurantes estén más llenos para que no tengas que esperar.

·         Si aún así tu comida o almuerzo será más tarde de lo normal, toma fruta o una pequeña colación, pregunta a tu médico y nutriólogo si deberás tomar la esta colación en sustitución de tu porción de alimentos siguiente.

·         Si la cena será muy tarde, puedes tomar tu colación nocturna a la hora que normalmente cenas. Luego podrás tomar tu cena completa con tus amigos o familiares.  Probablemente necesitarás hacer ajustes en tu medicamento o insulina por lo que te recomendamos contactar a tu equipo al cuidado de la salud.

El reto de la comida rápida

Lo creas o no, puedes hacer elecciones saludables con alimentos rápidos ¿Cómo? El secreto está en saber exactamente lo que estás pidiendo y en planear con anticipación.

Ten en mente las reglas de la buena nutrición. Consume una variedad de alimentos en cantidades moderadas, limita la cantidad de grasa que consumes y ten especial precaución en la cantidad de sal. Sigue las guías que has practicado y estudiado con tu equipo al cuidado de la salud.

La clave está en lo que ordenes. Es muy fácil comer muchas grasas, sales y calorías en un solo platillo de comida rápida. Sin embargo, también es posible hacer elecciones saludables y sabias en este tipo de lugares.

A continuación te presentamos algunos consejos:

·         Toma en cuenta que una comida rápida en promedio tiene cerca de 1000 calorías o incluso más y que sin duda subirán tus niveles de glucosa en sangre por arriba de tu objetivo

·         Conoce el valor nutricional de los alimentos que pidas. Aún cuando hay opciones saludables, la mayoría de los alimentos de comida rápida son altos en grasas y calorías

·         Si comes en algún establecimiento de comida rápida durante la comida, intenta que tu desayuno y cena contengan alimentos más nutritivos como frutas y verduras

·         Piensa en cómo será cocinado tu platillo. El pollo y el pescado pueden ser buenas opciones pero no si están empanizados o fritos.

La comida rápida puede tener efecto más tiempo del que nos gustaría. Puede almacenarse en nuestro cuerpo como grasa y kilos extra.

·         Ten cuidado con las palabras jumbo, gigante, combo, mega. Las porciones más grandes significan más calorías. También incluirán más grasa, colesterol y sal. Ordena alimentos de tamaño regular o junior.

·         Si de hamburguesas se trata, prefiere aquellas a la parrilla con pavo o pollo. Pide estas hamburguesas sin aderezos adicionales como mayonesas, salsa cátsup y otros. Agrégales sabor con mostaza y un poco de aderezo con lechuga, jitomate y cebolla.

·         Aléjate de las hamburguesas y sándwiches dobles o súper con queso extra. El queso agrega unas 100 calorías por onza así como grasa y sodio.

·         Pide burritos y fajitas no fritos. Escoge pollo en vez de carne de res. Ten especial precaución con los frijoles refritos. Pregunta si tienen frijoles no-refritos. Modérate con el guacamole y los platillos fritos como los tacos.

·         Si vas a comer pizza asegúrate de que sea una pizza delgada y crujiente con vegetales. Consume entre 1 y 2 rebanadas. Recuerda que la carne y el queso extra agregan calorías, grasa y sodio.

·         Termina tu comida con un helado de yogurt sin azúcar o mejor aún, con una rebanada de fruta fresca. Los helados de yogurt, sorbetes y raspados tienen menos grasa y calorías que el helado de leche. Sin embargo son una bomba de azúcar. Pueden elevar tu glucosa muy por arriba de tu objetivo si no sabes cómo incluir los carbohidratos extra de estos en tu plan de alimentación y tratamiento.

·         Ten cuidado con las trampas. Algunos panquecitos libres de grasa pueden contener mucha azúcar. El pollo sin piel puede tener tanta grasa como el pollo rostizado dependiendo de cómo se cocine. La comida china parece una opción saludable sin embargo muchos platillos son fritos y altos en grasa y sodio. Especialmente las salsas.

Comer fuera de casa puede ser uno de los placeres más grandes de la vida. Elige los platillos adecuados, pregunta lo que necesites y balancea tus comidas fuera de casa con tus alimentos saludables en casa. Puedes disfrutar y cuidar de tu diabetes al mismo tiempo.

Información nutricional de algunos restaurantes de comida rápida

Burger King

http://www.bk.com/#menu=3,-1,-1

Dominos Pizza

http://www.dominos.com/Public-EN/resources/file/eb2fa4484373cc9/dominos_nutrition_brownies.pdf

Kentucky Fried Chicken

http://www.yum.com/nutrition/documents/kfc_nutrition.pdf

McDonalds

http://www.mcdonalds.com/usa/eat/nutrition_info.html

Pizza Hut

http://www.pizzahut.com/Nutrition.aspx

Subway

http://www.subway.com/applications/NutritionInfo/index.aspx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

www.diabetesnet.com

www.diabetes.org

 

Educación en Diabetes

overblog

Recomendar

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso