DIABETES Y PREESCOLARES

Diabetes en niños preescolares (hasta 5 años de edad)





Traducción: Mariana Gómez Hoyos
Educadora en diabetes
www.diabetesuk.org






Diagnóstico

La diabetes tipo 1 aparece con mucha rapidez en los niños pequeños. Los síntomas son generalmente los mismos que en los adultos (sed y ganas frecuentes de orinar)

Otros síntomas incluyen:

·         Vómito

·         Dificultad para respirar

·         Problemas para entrenar al niño a ir al baño

·         Con frecuencia moja su cama

·         Pérdida de peso

·         Debilidad

·         Problemas de comportamiento

Los primeros síntomas (como sed y frecuentes ganas de orinar) pueden pasar desapercibidos por los padres y esto significa que una cetoacidosis diabética se ha desarrollado antes de que se diagnostique al niño con Diabetes. Los niños muy pequeños son ingresados al hospital cuando la diabetes se diagnostica y requieren de líquidos intravenosos por los primeros días.

Muchos padres sufren de shock y trauma emocional cuando se enteran de que su hijo padece diabetes y que es una condición de por vida. Probablemente necesites de apoyo familiar y de amigos durante esta etapa.

El manejo de la diabetes de tu hijo

El manejo de la diabetes es una cuestión de saber balancear las inyecciones de insulina con los alimentos ingeridos y la energía utilizada para diferentes actividades. Debido a que la ingesta de alimentos de un niño y los niveles de actividad varían mucho o son erráticos, un control estricto de la glucosa en sangre es con frecuencia imposible de lograr. Los objetivos de glucosa en sangre de tu hijo deberán ser razonables y que permitan el crecimiento y desarrollo normal de tu hijo sin demasiadas hipoglucemias.

Inyecciones de insulina

Los niños muy pequeños generalmente están bajo una terapia que consiste en dos inyecciones al día con insulinas premezcladas. Sin embargo, los bebés que aún son alimentados con mucha frecuencia pueden ser tratados con insulinas de acción intermedia o prolongada únicamente.

Muchos niños pequeños le temen a las inyecciones. Este puede ser un momento de prueba para los padres, sobre todo en cuanto a estado de ánimo se refiere. Lo primero que hay que entender es que las inyecciones de insulina NO SON NEGOCIABLES.

  • Utiliza jeringas con agujas ultra finas y trata de aplicar hielo en la zona donde se va a aplicar la inyección para reducir el dolor
  • Si el niño es muy pequeño, acomódalo en tu rodilla boca abajo para inyectarlo en los glúteos
  • Evita utilizar el mismo sitio de inyección, aún cuando las inyecciones parezcan ser menos dolorosas de esta forma. Utilizar el mismo sitio puede ocasionar problemas con la absorción de la insulina
  • Invita a tu hijo a tomar parte activa en su tratamiento, ayúdalo a elegir el sitio de inyección, enséñale la técnica correcta de inyección y dale un muñeco de peluche para que pueda inyectarlo, de esta forma practicará la técnica
  • Trata de distraer a tu hijo cuando lo estés inyectando, por ejemplo, puedes darle un silbato para ese
  • Felicita a tu hijo cada vez que veas alguna mejora en sus reacciones a las inyecciones de insulina

Alimentación

Las recomendaciones alimentarias para las personas con diabetes normalmente sugieren una alimentación baja en grasas, alta en fibra y con suficientes gramos de hidratos de carbonos no refinados y muchas frutas y verduras. Sin embargo, estas guías no son totalmente adecuadas para niños pequeños.

Los niños menores a tres años deberán obtener cerca del 40 por ciento de sus requerimientos de energía de la grasa (esto equivale a cerca de 20 gramos de grasa por cada 100 gramos). Deberá darse a los niños menores a tres años leche entera.

Una alimentación alta en fibras no es generalmente recomendable para niños pequeños ya que su aparato digestivo no puede procesar mucha fibra y con frecuencia esta reduce el apetito. La ingesta de fibra puede irse aumentando después de que el niño cumpla 5 años.

Generalmente, a los niños pequeños se les ofrecen dulces para tranquilizarlos. Aún cuando el requerimiento de azúcar no puede eliminarse por completo de su plan de alimentación, los dulces deberán guardarse para ocasiones especiales y deberán ofrecerse después de una comida como parte del plan de alimentación.

Los problemas alimenticios son comunes en los niños pequeños con diabetes pronto aprenden que la comida puede utilizarse como un arma emocional para atacar a sus padres y a quienes los cuidan. Naturalmente estarás preocupado ya que si no come lo suficiente, tu hijo podría padecer una hipoglucemia a continuación te ofrecemos algunos consejos:

  • Trata de mostrarle a tu hijo que no te preocupa mucho su comportamiento alimenticio. Con suerte esto reducirá la posibilidad de que las horas de comida se conviertan en un campo de batalla.
  • Dale a tu hijo a elegir algunos alimentos de lo que hayas preparado.
  • Trata de presentar los alimentos de forma que le atraigan, ya sea por figuras, colores, etc.
  • No lo presiones. Presionarlo no hará que coma como debe
  • Felicita a tu hijo cada vez que coma como debe y se porte bien
  • Si tu hijo se niega a comer y te preocupa que tenga una hipoglucemia, puedes remplazar el jugo sin azúcar por un jugo normal. De esta forma evitarás la hipoglucemia de tu hijo

Si al parecer los problemas alimenticios serán un problema constante y tu hijo muestra ser muy exigente en cuanto a qué, cuánto, y cómo lo come entonces quizá valga la pena inyectarle insulina ultrarrápida después de que haya comido. La dosis puede ajustarse según la cantidad de hidratos de carbono que haya ingerido. Este tipo de insulina es comúnmente utilizado por niños más grandes y adultos ya que les brinda mayor flexibilidad si se utiliza correctamente. Pregunta a tu especialista e diabetes sobre un tratamiento con insulina basal/bolo y si cree que podría ayudarle a tu hijo.

Automonitoreo de glucosa en sangre

El automonitoreo de glucosa en sangre es una herramienta escencial en el cuidado moderno de la diabetes. Sin embargo, el monitoreo puede ser doloroso e invasivo para un niño. Te sugerimos probar cuantos lanceteros sea necesario, algunos son más cómodos que otros. 

En cuanto  a seguridad se refiere, deberás insistir en que tu hijo haga la prueba nocturna, cuando esté enfermo y cuando haga actividad física de más

Es importante recordar llevar un registro detallado de los resultados del automonitoreo, de las dosis de insulina y otros factores que pueden haber afectado la diabetes de tu hijo. Recuerda, todos estos son consejos para ayudarles a llevar una vida con diabetes más feliz y lejos de complicaciones.

Fuente: http://www.diabetic.org.uk/

Educación en Diabetes

overblog

Recomendar

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso